miércoles, 25 de febrero de 2015

Mi bebé de 6 meses

Y parece que fue ayer cuando entraba en el hospital, cual madre primeriza pensando que no estaba de parto y me iban a mandar a casa, error, me quedé ingresada y a las 21 horas tenía a Oli en mis brazos. Cada vez que lo recuerdo me emociono, seguro que a vosotras os pasa lo mismo... Pero ese bebé tan frágil de hace unos meses se ha convertido en un pequeño terremoto de 6 meses. Hoy os hablo de los cambios del bebé con medio año de vida.



Tu bebé ha llegado a un punto importante en su desarrollo. A partir de los seis meses notarás que ya tiene una mayor independencia, que se puede expresar mejor mediante gestos, que se enfada claramente cuando le haces algo que no le gusta. Es una pequeña personita. 

A partir de ahora su alimentación también cambia, porque sus necesidades físicas y psíquicas son mayores. El patrón que desarrolles a partir de ahora le acompañará varios meses, aunque cada cierto tiempo le introducirán alimentos nuevos.
Nosotros empezaremos la semana que viene este nuevo proceso, pensarlo me da temor, pero ya os iremos contando que tal. También es el momento de comprar una trona para sentarle a comer. De momento no me he decidido por ninguna, sigo mirando y valorando calidad-precio, en cuanto la tenga os hablaré de ella.


En esta etapa podrás observar que tu hijo no para un segundo. El bebé tranquilo, que se pasaba la mayor parte del día en una postura, ha dado paso a un pequeño travieso que se pasa el día entero intentando hacer cosas nuevas. En mi caso Oli apenas ha parado como buen bebé de alta demanda, aún así últimamente es mayor la intensidad de atención y estimulación que reclama.
En este periodo, los padres deben dar rienda suelta a su imaginación para satisfacer la curiosidad y las ganas de investigar del niño: se puede empezar a leer cuentos con imágenes que llamen su atención, mostrarle diferentes sonidos, hacer juegos con las manos.



Desde que el niño nace, la coordinación de las diferentes partes de su cuerpo se va perfeccionando. A estas alturas, puede pasar lentamente un objeto de una mano a otra y es capaz de seguir con la vista lo que sucede a su alrededor con relativa rapidez. Puedes ejercitar con él este tipo de habilidades, le ayudará a completar su desarrollo correctamente.




Al bebé de seis meses le encanta socializarse, por eso, si notas que tu hijo está demasiado retraído, que no muestra interés por nada ni nadie, es aconsejable que consultes con el médico.

En esta visita al pediatra, es normal que hables sobre la alimentación del bebé, que sin duda va cambiando poco a poco. A esta edad tu niño, además de las papillas, también aceptará algunas comidas más sólidas de cuchara, incluyendo poco a poco pescado, carne, verduras y cereales. La ingesta de estos alimentos aportará más vitaminas a tu bebé, y con ello más energía.

A los seis meses, también toca la tercera dosis de vacunas, que serán las mismas que a los dos meses, exceptuando la del meningococo C, cuya tercera dosis se aplicará a los 15 meses. Nosotros tenemos visita el viernes, así que os iremos contando.

¿Quieres saber más?


Mi bebé de 5 meses


Aunque todavía faltan unos días para llegar a los 5 meses del bebé, como buena madre, ya he empezado a curiosear cuales son los "cambios" que sufriremos en este periodo.

martes, 24 de febrero de 2015

Así crece el bebé:semanas 15 a 22 de embarazo

Normalmente a estas alturas de embarazo las molestias más desagradables habrán ido remitiendo, te encontrarás en una etapa de plenitud que algunos consideran una "luna de miel" por ser la etapa más bonita, pero ¿cómo está el bebé?

Semanas de 15 a 18

Con tan pocas semanas, el bebé comienza a percibir. Aunque tiene los párpados cerrados si alguna luz fuerte traspasa la pared abdominal de la mamá le sobresalta, al igual que los ruidos.
Cada vez se muestra más activo, agita los brazos y las piernas, separa los dedos de manos y pies, agarra el cordón umbilical...traga líquido amniótico y a veces tiene hipo. Dentro muy poco lo podrás percibir,
Muy delgadito, pero ya proporcionado, el cuerpo del bebé se va cubriendo de lanugo, una fina pelusilla de "pelo" que conservará hasta el nacimiento.
Las uñitas de pies y manos ya están formadas y comienza a tener pelo y pestañas.
Al finalizar esta etapa el bebé medirá aproximadamente 19 cm y pesará 200 gr.


Semanas 19 a 22 

En estas semanas comenzarás a notar suaves movimientos, mariposillas.. y te preguntarás, sobre todo si eres primeriza ¿será él? En poco tiempo tendrás la confirmación, efectivamente estás sintiendo a tu bebé dentro de ti.
Los embriólogos, has descubierto que cuando la madre siente placer, las endorfinas que segrega el organismo llegan al bebé y este participa del bienestar, lo que beneficia a su estado emocional y estimula su sistema inmune,
Su intestino ya estará lleno de meconio, las primeras heces del bebé, y ya es capaz de tragar líquido amniótico y hacer pis.
Con 22 semanas ya medirá 24 cm y pesará 440 gr.

Alrededor de la semana 20....

Los órganos internos del bebé están formados y se puede ver su cuerpecito con detalle en la ecografía. Si su colocación lo permite ya sabrás el sexo del bebé :)

Si quieres saber más.....


Así crece el bebé: semana de 2-6 de embarazo


Así crece el bebé:semana 7 a 12 de embarazo


lunes, 23 de febrero de 2015

¿Alguien sabe cuándo dejan de llorar los bebés?

Llevo unos días pensando en cambiar el nombre del blog a ¿por qué llora mi bebé? o ¿cuándo deja de llorar un bebé?.... y no es porque Oli haya decidido dormir de repente y el título del blog se haya quedado anticuado sino porque me he hecho la pregunta del siglo, ¿cuándo deja de llorar un bebé?


Os veo las intenciones, seguro que alguien me suelta que sus hijos con 16 ó 20 años siguen llorando... pero es otro tipo de "llanto" ya sabemos que los adolescentes o post adolescentes pueden llegar a ser muy quejicas :)

Yo me refiero a cuándo deja de llorar un bebé sino le pasa nada. Me explico:

Una vez pasados los cólicos del lactante, la intolerancia a la proteína de la leche que tanto nos amargó y demás, ahora estamos en una calma tensa, en la que , yo creo, que Óliver llora por... ¿aburrimiento? Si contamos que todas las necesidades las tiene cubiertas, no es hambre, no está mojado, por supuesto, no tiene sueño.... ¿qué nos queda? Bebé de alta demanda es lo que nos queda... pero aún así a veces no me resigno y pienso a ver si existiera otra posibilidad, Sea lo que sea es agotador, y aunque cuando estás embarazada alguien te diga lo cansado que es, la emoción  no te deja ver más allá.
Cada vez admiro más a mi madre, por supuesto y al resto de las mamás que no sólo tienen uno, sino que se ocupan de más! Fíjate si estamos mal las madres y lo que nos afecta la maternidad que a pesar de lo duro que es, repetimos!!! Una mezcla entre el masoquismo y la sensación de que a pesar de lo duro que es... merece la pena! Eso sí que sepáis que yo ya le voy avisando a Oli, que como de mayor sea igual que su padre o su madre de rebelde, le corto.... ¿me hará caso? lo dudo, pero yo por si acaso se lo digo :)

sábado, 21 de febrero de 2015

¿Dónde están los buenos propósitos de cuanto estabas embarazada?

Pues eso digo yo, ¿dónde quedaron esos propósitos que me hice cuando me enteré que estaba embarazada? Tras el shock inicial hice una clara lista, mental, de lo que tenía que hacer, cuidar mi alimentación, mantener unos horarios y rutinas, perder el peso que cogiera en el embarazo pronto... ¿pero dónde dices que dejé la lista?



Está claro que hacer propósitos de embarazo es casi como hacer propósitos de año nuevo: dejaré de fumar, iré al gimnasio, aprenderé por fin ingles.... Por eso cuando nos hacemos propósitos de embarazo casi todo sale al revés de como lo habíamos planeado. Seguro que yo no soy la única y vosotras tenéis algún propósito que no se cumplió ¿verdad? Por favor ¡No me dejéis sola en esto!

Aquí os cuento los típicos propósitos que se quedan en el cajón junto con la ropa sin estrenar de recién nacido porque cuando te das cuenta y se la vas a poner... ya no le vale!

* Voy a engordar lo justo y antes de que el bebé llegue a los 6 meses estaré igual que antes

Este era MI propósito fundamental. El problema es que cogí 28 kg en el embarazo y aunque ya he perdido 20 kg, aún hay unos kg remolones que no quieren abandonarme. Yo les invito a irse, pero son como algunas visitas cuando vienen a casa, que no se van ni con agua caliente. Así que todavía estoy luchando con ellos. La verdad es que no ayuda mucho no tener tiempo para nada y menos para ir a gimnasio, salir a pasear y /o no tener tiempo para hacer la comida y comer cualquier cosa que encuentro por allí. Aún así este propósito no lo pierdo de vista y todos los lunes me acuerdo de él. :)

* Voy a ser una mamá estilosa, a la última

Este propósito va un poco unido al anterior. Dónde quedó el presupuesto y el tiempo para ir a la peluquería, hacerse las uñas... Somos súper mamás, pero ir a salones de belleza con un bebé llorando porque quiere teta, dormir, jugar... no es muy recomendable y lo digo por experiencia, porque la última vez que fui a la pelu, Oli entró dormido, pero cuando estaban terminando de cortarme el pelo se puso a llorar, no se calmaba ni en brazos... y tuve a la pobre peluquera secándome un poco el pelo como pudo para no salir a la calle y que cogiera una pulmonía. También hay que reconocer que de aquella nuestra pediatra todavía no había "caído" en la intolerancia a la proteína de la leche y el pobre bebé lo estaba pasando muy mal... pero que sepáis que tener algún pelo en la ceja o en el bigotillo de más ya no importa, o por lo menos ya no es lo más importante. Y por supuesto la ropa cómoda y las zapatillas son imprescindibles, adiós colección de botas y zapatos de tacón! algún día nos volveremos a encontrar!

* No compraré cosas porque sí

Esto aún más o menos lo voy cumpliendo. Si el presupuesto diera para más seguro que el niño tendría todas las tonterías de la tienda. Aún así no me puedo resistir a veces a comprarle alguna camiseta, o body chulo, pienso que sino me lo compro para mí por lo menos que lo tenga él!.


* No cometeré los mismos errores que mis padres conmigo

Este creo que le voy cumpliendo... o eso creo, pero me he dado cuenta de que hay una fuerza extraña de la naturaleza que aflora un buen día cuando te ves diciendo las mismas frases que tu madre. Y sí, pasa. Te ves diciendo la misma frase y preguntándote como es posible!! Y entonces empiezas a asumir que si bien puede que no cometas los mismos errores que tus padres, cometerás otros que te reprocharán tus hijos.

Hay muchos más propósitos incumplidos como no meteré a mi niño en la cama para dormir, no le daré chuches ni bollería industrial, únicamente le compraré juguetes educativos, no utilizaré la tele como entretenimiento para yo poder hacer cosas... este último, lo confieso, lo estoy poniendo en práctica ahora, porque sino no podía escribir el post!!!

Seguro que vosotros tenéis buenos propósitos en el armario, ¿los compartís?

Y recordad  lo importante es no crearse falsas expectativas pero sí poner toda la ilusión del mundo y el empeño en la medida de lo posible para cumplirlos! Porque somos súpermadres pero también humanas. Son cosas que toda mamá debería saber antes de tener un hijo.

miércoles, 18 de febrero de 2015

domingo, 15 de febrero de 2015

¡Qué fácil es juzgar a una madre!, cuando los demás opinan sin saber

¡Qué fácil es juzgar a una madre! Desde que soy mamá esta frase me viene recurrentemente a la cabeza. Vivimos en una sociedad en la que juzgar al prójimo parece uno de los deportes nacionales, va exactamente tras el fútbol... ¿Vosotras/os os habéis sentido juzgados como padres?


Mi historia comienza casi desde que soy mamá, no digo premamá, pero incluso por esas fechas también. Cuando Oli nació y estando en el hospital recuerdo que las enfermeras me decían que no malacostumbrara al bebé a estar en brazos, cuando el pobre se quedaba dormido mamando en brazos... mucho caso no las hice, no se si sabéis que los bebés recién nacidos no saben lo que es acostumbrarse a los brazos, ellas parece ser que no lo sabían...
Tengo un hijo complicado, de alta demanda, con el que desde el principio hemos tenido que gastar nuestra paciencia, las reservas de sueño y todas las energías posibles porque hasta que descubrieron que tenía intolerancia a la proteína de la leche el niño se quejaba y se quejaba sin saber por qué. Además es un niño que por su condición de alta demanda, apenas duerme, está alerta y no se quiere perder nada de lo que le rodea, por lo que dejarle solito mientras mamá hace cosas es muy complicado, a veces imposible. Tampoco le gustan los ruidos y hasta el vuelo de una mosca le puede hacer despertar...
Al hilo de esto esta semana me he encontrado con la incomprensión y el ser juzgada por gente que no sabe y h tenido que oír como se me juzgaba diciendo que lo que tenía que hacer era "educar a mi hijo".
Creo que es obvio que como toda madre es lo que pretendo, pero que cada niño tiene unos biorritmos diferentes también y por tanto yo como madre de un BEBE de 5 meses ha día de hoy me tengo que adaptar a sus necesidades.
Obvio también es, que si un bebé que apenas duerme le despiertas porque a ti en ese momento te viene mal que duerma, le estarás haciendo más mal que bien. Si tienes un bebé que come a demanda, cuando quiere y cuanto quiere, intentar establecer unos horarios militares de comida, de un día para otro será imposible.

Y para aquellos que se encuentren en mi misma situación les dejo características y recomendaciones que se establecen para la crianza de este tipo de bebés. Espero que si alguna vez os sentís juzgados como yo os acordéis de que no hay nadie mejor que un papá o una mamá para saber lo que es mejor para su hijo.


lunes, 9 de febrero de 2015

De profesión... mamá

Buenos días.. o tardes ya, hoy lunes tocaba visita médica al especialista. Derivados por la señora pediatra, hoy nos tocaba ir al médico de digestivo para que nos hiciera el famoso informe para que la seguridad social pague los 35 € que vale cada bote de leche hidrolizada para niños con leche de vaca (IPLV).


Así comenzábamos nuestro día hoy, arreglándonos deprisa y corriendo para ir al Clínico San Carlos, y digo deprisa y corriendo porque aunque habitualmente mi #buenhijo se despierta muy temprano, anoche trasnochó y eran las 8.20 de la mañana y aún no se había despertado.
Teníamos cita a las 9.40, hemos llegado tarde después de un atasco monumental, pero hemos llegado. Ete aquí que yo desde que nací prácticamente no había vuelto a pisar el clínico... y ahora se por qué.
Uno de los hospitales de referencia de Madrid, hace años ya colapsado por todos los pacientes que atendía, ha degenerado en una mole inmensa anticuada, llena de puertas A, B, C... H. I para entrar pero con muy poca información o no la suficiente.

Añado por si os toca ir, que el médico digestivo de pediatría.... es el pediatra... esto lo he averiguado después de darme una vuelta al "ruedo" por todo el hospital, paseando por todas las especialidades, hasta que al llegar a digestivo me han dicho que ahí no era.... vuelta sobre mis pasos y por fuera del hospital, dicho lo cual no sabía si era peor el frío de la calle o lo que podíamos coger el niño y yo al pasear por los pasillos.

Una vez ubicadas las consultas de pediatría, nos hemos acercado a la sala de espera... pero ¿dónde está la enfermera? ¿ A quién avisamos de que tarde, pero hemos llegado? Si preguntáis a alguna enfermera por el pasillo no sabe... porque no es de pediatría, y yo me pregunto ¿pero no hay un protocolo de atención genérico? Pues no, parece que no, este hospital es como el salvaje oeste... ya sale una enfermera de una sala cerrada y me indica que tengo que coger número, como en la pescadería, y ¿dónde pone eso? pues no lo pone... y ¿dónde hay que coger número? pues siga pasillo adelante y encontrará una máquina.

La máquina en cuestión estaba a 200 mtrs, de la consulta.... no se si comentar... u os imagináis el comentario... vuelta a la sala de espera y a esperar... a todo esto ya llevábamos una hora de retraso.
Entro a la consulta y con el médico, otra doctora, de urología preguntándole al buen doctor que ella tenía una amiga que su hijo recién nacido, regurgitaba y tenía problemas... pero que vivía en León y que con la nieve no se iba a desplazar a que un médico viera al niño y le diagnosticase... así que mejor coger a la amiga de turno para que el buen doctor sin examinar al niño le haga un diagnóstico y le trate vía teléfono... ¿?... En serio en qué país vivimos!... es esto yo ya había entrado en la consulta y esperaba pacientemente a que terminaran la conversación...
Ala.. ya nos atiende el doctor, nos pregunta 3 veces por el nombre del niño, antecedentes, nos toma los datos.... entra otra doctora y el susodicho doctor.. se va! Ale repite de nuevo lo que le has dicho a la nueva... le pesamos, le medimos... diagnostico sin mirar más al niño... pues si parece IPLV... hacemos informe y te mandamos pruebas de alergia, que saldrán negativas pero se las mandamos...

Salimos de la consulta y como reflexión pienso:

* Madre mía como está la sanidad
* Tan difícil es que haya aunque sea un cartel que te indique que tienes que hacer si no hay nadie que te reciba en la consulta?
* Para que quiero una cita si luego tengo que pedir número y te atienden cuando quieren
* Y digo yo, para lo que han mirado al niño es necesario ir a un supuesto "especialista"
* Porque trabajo por la tarde, pero sino hoy no hubiera ido a trabajar

Moraleja de profesión mamá, pero sin sueldo.


sábado, 7 de febrero de 2015

Mi bebé no duerme... superando los despertares nocturnos

Como ya os he contado y es el propio título del blog, mi bebé no duerme. Los primeros 4 meses de vida del pequeño Óliver han sido un verdadero reto por lo poco que descansaba tanto él como yo.
Después de mucho indagar, concienciarse de que tengo un bebé de alta demanda al que le gusta dormir más bien poco, se asusta por cualquier ruido y si está dormido se despierta, es muy activo y le gusta descubrir el mundo... junto a los problemas digestivos que "hemos" estado sufriendo... parece que la "estabilidad" en el sueño a llegado a nuestras vidas.



Entendamos estabilidad como el proceso en que el bebé consigue dormirse por la tarde noche a una hora, normalmente entre las 8 y las 9, y despertarse por la mañana, a las 7 aproximadamente.
Eso sí el sueño no es "del tirón", sino que a lo largo de la noche el bebé sufre varios despertares en los cuales demanda la presencia de mamá y de la "teta", quizá más por consuelo que por hambre.

Los bebés pasan más tiempo en la llamada fase del sueño ligero, por esta razón se despiertan más fácilmente.

Conforme crecen, sus ciclos de sueño serán más largos casi como los de un adulto. Durante los primeros 6 meses notarás grandes cambios, y a partir de esa edad muchos bebés tienen un desarrollo significativo que hará que su sueño nocturno sea más continuado y tranquilo. No obstante, no todos los niños se desarrollan y se comportan igual. Unos dormirán toda la noche desde los 6 meses y otros lo harán cumplidos los 2 años o más. Sin embargo, hay algunos trucos que te ayudarán a que te nene duerma por más tiempo durante la noche. ¡Toma nota!

1. Estableces rutinas que le anuncien a tu tesoro que es hora de dormir, y trata de seguirlas a diario.

2. Colócalo en la cuna antes de que se duerma del todo. La idea es que sea consciente de que se duerme en la cuna y se despierta en el mismo sitio. En mi caso de momento este consejo no funciona...Óliver se duerme en brazos y de momento parece imposible cambiar esta rutina.

3. Deja que pase un tiempo entre la última toma y la cama. No lo acuestes inmediatamente después de comer, ya que le  pueden provocar regurgitaciones.

4. Si se despierta por la noche no acudas de inmediato. Espera por si se vuelve a dormir él solo.

5. Si no lo hace ve a su lado y trata de calmarlo suavemente, con caricias, cantos y sin encender la luz. Nosotros practicamos el colecho, por tanto es más fácil atender al niño.

6. Si le sigues dando el pecho ofréceselo. Tal vez no tenga hambre, pero en él el niño no solo busca alimento, sino reconfortarse, calmarse, etc.

7. Si tiene más de 8 meses, está sano y gana peso, no es necesario que haga las tomas nocturnas. Tal vez lo que tenga es sed. Ofrécele un biberón o un vaso con agua.

8. Asegúrate de que duerme lo necesario por el día. Las siestas a esta edad son muy importantes. No creas que dormirá mejor si duerme menos por el día. Al contrario, el cansancio puede impedirle conciliar bien el sueño. Óliver duerme pequeñas siestas de 10-20 minutitos varias veces al día y a él parecen serles suficiente.


Y vosotras ¿qué truquillos tenéis para que el bebé duerma toda la noche?

viernes, 6 de febrero de 2015

Los dientes en el bebé, remedios para hacer el proceso más llevadero

La fecha de salida del primer diente varía de unos niños a otros, incluso hay algunos bebés que nacen ya con dientes, los que menos. Esta nueva aventura supone un quebradero de cabeza tanto para mamá como para bebé, sobre todo para intentar aliviar las molestias.

El primer diente en salir, por lo general es un incisivo, y suele aparecer sobre el sexto mes de vida y termina alrededor de los 30 meses. Es mucho tiempo en el que el niño por lo menos, estará incómodo, por lo que hay que buscar "soluciones" que alivien la situación.



Primeras señales de que el diente va a salir

Desde prácticamente los dos meses ya pudimos apreciar en Óliver dos marcas blancas que intuían los incisivos de abajo. En nuestro caso el bebé comenzó a salivar más y a llevarse a la boca las manos. Ahora ya siendo un poco más mayorcito se lleva a la boca prácticamente lo que coge.
Eso sí, aunque tiene varios mordedores específicos, todavía no los coge o no son de su agrado... prefiere coger la mamo de mamá y tirarse a ella en plan caníbal.

En algunos niños, las encías también se inflaman.

Las molestias más frecuentes de la dentición suelen ser:

- Aumento del babeo
- Tos cuando se atragantan
- Morder todo lo que se encuentra
- Dolor de encía
- A veces los niños rechazan la comida porque la succión aumenta el dolor

Nuestros remedios para aliviar estas molestias básicamente son 3:

- Apiretal, cuando es muy necesario y el bebé no deja de llorar.
- Mordedores, aunque como os he dicho todavía Óliver no ha aprendido a utilizarlos, tenemos también mordedores de frío que se meten en la nevera.
- Un gel de dentición. Yo no lo conocía pero a través de las cajas de NONABOX nos enviaron una muestra y parece que funciona. Consiste en un gel con sabor a "chicle de fresa" y que sirve para dárselo en las encías.



martes, 3 de febrero de 2015

Así crece el bebé:semana 7 a 12 de embarazo

Después de las primeras semanas de embarazo el bebé sigue creciendo a una gran velocidad y su vulnerabilidad es muy alta, más que en otros periodos. Hoy os hablamos de las semanas 7 a 12 de embarazo.


En tan solo uno semana, el corazón dobla su tamaño y poco a poco su carita se va dibujando. Tiene unos ojos grandes y redondos y ya se puede distinguir la nariz, las orejas incluso los labios. Sus principales órganos, intestino, páncreas, pulmones, estomago y aparato urinario han comenzado a desarrollarse. Se vislumbran también sus vértebras y pierde la "colita" que le hacia parecerse a un renacuajo.
Pese a que faltan aun semanas para que notes sus patatidas él ya es un pequeño ser muy activo. Al final de este segundo mes se puede escuchar mediante ecografía su diminuto corazón a un ritmo vertiginoso, de 140-150 pulsaciones. Cuando el ginecólogo os haga la ecografia de control de las 8 semanas podréis escucharle. Un momento único que seguro recordaréis para toda la vida, sus primeros latidos.
Con 2 meses de vida tu pequeño medirá aproximadamente 3cm y pesará unos 3 gr.
Cada vez se parecerá menos a una judía y su cabeza será practicante la mitad de su tamaño. A partir de la semana 11 sus ojos se habrán movido al frente, permanecerán cerrados todavía, pero serán transparentes. Ya tiene brazos, piernas, manos y pies... Incluso ya tiene deditos!
Si os pasa como a mi, cuando nazca el bebé, instintivamente le contareis los deditos para ver si están todos.
Los expertos dejan de considerarle "embrión" y pasan a llamarle "feto", un nombre para mi un poco feo.... Pero es el nombre "técnico"
Transcurrido el primer trimestre de embarazo, finaliza también la fase más crítica del desarrollo. El riesgo de aborto espontáneo se aleja... Y en teoría las nauseas y malestar también.
Con 3 meses de vida ya tienes a una mini personita viviendo dentro de ti con 45 gr de peso y 10 cm de longitud


domingo, 1 de febrero de 2015

Mitos erróneos de la lactancia materna


Ya os he hablado de mi experiencia con la lactancia materna, y de las dificultades que he ido sufriendo a lo largo de estos meses. Pero todavía no había hablado de muchos de los mitos que he leído o escuchado sobre la lactancia materna y que pueden llevar a error. Aquí repasamos unos cuantos, ¿se os ocurre alguno mas?


PECHOS MUY PEQUEÑOS. ¿PUEDE ESTE HECHO DIFICULTAR LA LACTANCIA?Totalmente falso. La producción adecuada de leche depende de dos factores principales: la prolactina originada en la hipófisis anterior que estimula la producción de leche y la oxitocina, procedente de la hipófisis posterior, que permite que la leche producida y almacenada pueda salir. En este proceso no influye en absoluto el tamaño de las mamas, el cual es debido fundamentalmente al tejido graso.

¿INFLUYE LA CONFIGURACIÓN DEL PEZÓN PLANO O INVERTIDO?
Se sabe que, si bien la inversión verdadera del pezón es una situación bastante rara, la pseudoinversión es relativamente frecuente y puede tratarse con masajes diarios de la región areolar, con los cuales se logra una adecuada profusión, incluso de los que parecen más planos o aparentemente umbilicados.
El pezón desempeña un papel poco activo en la salida de la leche. El éxito de la mamada se relaciona preferentemente con la posición más que con la forma del pezón. Además, ésta experimenta cambios durante el parto y el puerperio. Si hubiera en un principio alguna dificultad, puede iniciarse con un sacaleches y posteriormente realizar nuevos intentos cuando se haya producido la leche y los pechos se hayan ablandado.
¿PUEDE LA LACTANCIA MATERNA TENER INFLUENCIA SOBRE LA ESTÉTICA DE LOS PECHOS?
En absoluto va a deformar los pechos. El tamaño y la turgencia de los mismos está más relacionado con el número de embarazos y edad de la mujer que con el hecho de lactar.
También está demostrado que la lactancia no va a competir con el ajuste sexual de la pareja, sino que se observa un retorno más rápido del deseo sexual y mayor tensión erótica que en la pregravidez.
EN EL CASO DE FIEBRE MATERNA, ¿HAY QUE RETIRAR EL PECHO?
En los casos de procesos catarrales con fiebre o diarrea, la leche sigue siendo buena y se debe seguir lactando. En caso de dudas consulte al ginecólogo y/o pediatra.
Prácticamente ninguna enfermedad infecciosa de la madre es motivo para suprimir la lactancia, a menos que por su gravedad se agote la leche. Por otra parte, aunque la mayoría de las drogas administradas a la madre son detectadas en la leche, su concentración en ésta es muy baja y puede despreciarse. Se recomienda que la madre lacte al niño inmediatamente antes de tomar el medicamento.
"CREO QUE NO PODRÉ LACTAR, PORQUE EN EL ANTERIOR NIÑO SE ME SECÓ LA LECHE"
El hecho de que una madre no haya tenido éxito en lactancias anteriores, no indica que vaya a tener un nuevo fracaso en la lactancia de un nuevo recién nacido. La inmensa mayoría de los destetes precoces se originan por malas técnicas de postura y diversos errores fáciles de detectar en un simple interrogatorio. El médico que realiza la consulta prenatal debe examinar los pechos de la gestante con el fin de descubrir alguna anomalía que, aunque no frecuente, atendida a tiempo puede evitar un fracaso injustificado de la lactancia. Se recomienda el bronceado del busto con luz solar, lo que ejercerá una acción endurecedora del pezón que evitará las grietas. No se debe abusar ni del jabón ni de las aplicaciones de alcohol, pues resecan el pezón y lo exponen al agrietamiento. También se debe evitar el uso de cremas y pomadas. El mejor tratamiento es secar los pezones al aire, permitiendo que se aireen durante 15 minutos después de cada lactancia y aplicándose su propia leche para suavizarlos. También se puede colocar un trozo de hielo envuelto en una toalla mojada y aplicarlo sobre el pezón unos cuantos segundos en los casos de dolor.
"CREO QUE EL BEBÉ SE QUEDA CON HAMBRE PORQUE LLORA MUCHO"
El llanto es el único lenguaje que tiene el lactante y es lógico pensar que no siempre lo hace por hambre. Puede suponer una protesta por la necesidad de un pañal limpio, eructar, tener frío o calor, cólicos, sueño o necesidad de arrullo y caricias, o bien sed. Intente descartar todos estos aspectos y si ninguno lo tranquiliza, puede que el niño aún tenga hambre. En este caso, trate de darle el pecho con más frecuencia con el fin de estimular una mayor secreción láctea. Mientras el niño recupere el peso del nacimiento alrededor de los 8-10 días de vida, duerma algo entre las tomas y gane 150-200 gramos de peso a la semana, será señal de que todo va bien.
¿ES NECESARIA UNA SUPERALIMENTACIÓN EN LA MADRE QUE LACTA?
La práctica de animar a comer excesivamente a las madres lactantes es errónea. Una dieta normal, equilibrada, con ingesta de líquidos, agua, zumos y leche es suficiente para llevar una lactancia con éxito. Se debe evitar el consumo de alcohol, abuso de café, chocolate y otras drogas no medicinales.
EN EL CASO DE QUE EL LACTANTE TENGA DEPOSICIONES DIARREICAS, CÓLICOS, METEORISMO O ERUPCIONES CUTÁNEAS, ¿SE DEBE SUSPENDER LA LACTANCIA MATERNA?
Es una creencia totalmente errónea. El vaciamiento gástrico es más lento con la leche artificial que con la leche materna, porque cualquier vómito o regurgitación, sea de causa orgánica o funcional, se acentúa con la supresión de la lactancia natural. Es normal que el niño alimentado al pecho haga deposiciones frecuentes y semilíquidas, sin que por ello afecte al estado general del bebé ni a su ganancia de peso. El cólico del lactante, cuando se produce por mecanismo alérgico, se acentúa con la lactancia artificial, y las erupciones cutáneas sean de causa alérgica o infecciosa, no mejoran absolutamente nada, incluso se agravan con el cambio de lactancia.