jueves, 5 de marzo de 2015

Frases que nunca hay que decirle a una mamá

Si estáis embarazadas o sois mamás seguro que habéis tenido que escuchar o escucharéis frases que además de ser malos consejos a veces hacen más mal que bien o incluso hieren a la mamá. Seguro que os ha pasado y hay muchos más ejemplos, pero hoy os comento unos cuantos que a veces incluso a otras mamás se les pueden escapar.


La mayoría de las mamás o futuras mamás hemos oído la frase "quizá no tengas leche o tu leche puede que no alimente al bebé". Es una frase devastadora que yo he tenido que oír ya varias veces en los 6 meses de vida de Oli. Parece una frase tonta, pero puede que en algunas mamás pueda menoscabar su confianza en la capacidad de dar de mamar al niño. Estudios demuestran que es muy bajo el porcentaje en el que esta situación ocurre. Normalmente los problemas de lactancia aparecen por malos consejos, malas posiciones al dar el pecho o incluso por los propios miedos que nosotras mismas nos creamos.
Me acuerdo que a mi me llegaron a decir que mi leche no valía y que le diera biberón al niño en todas las tomas porque se quedaba con hambre.. lo cierto es que el niño ha seguido creciendo, ganando peso, y es a día de hoy que por suerte y con un gran esfuerzo por mi parte no hemos abandonado la lactancia materna, a pesar de que ya hemos introducido la alimentación complementaria.

Otra de las frases que he tenido que oír, de mi propia madre incluso, es que Oli utilizaba el pecho como chupete.
Cuando nació , sobre todo el primer mes, Oli demandaba mamar muy a menudo, de hecho se quedaba dormido al pecho enseguida, no chupaba y al rato volvía a pedir. Pero señores eso no significa que un bebé de unos días utilice a su madre como chupete. Eso se unía a "¡mujer otra vez le estás dando el pecho si acaba de comer!", pues sí, acabaría de comer, pero es lo que tiene dar el pecho a demanda y que los bebés nazcan con un estómago tan pequeñito.

Otra de las grandes frases es decir que no cojas a un bebé recién nacido porque se va a acostumbrar a los brazos. Desterremos ese mito puesto que un bebé no se puede "acostumbrar" hasta que cumplen al menos cuatro meses.
Seguro que vosotras habéis tenido que escuchar otras frases "bien intencionadas", ¿las compartís?





No hay comentarios:

Publicar un comentario